Trending La disputa por la legitimidad en Venezuela

La disputa por la legitimidad en Venezuela

Juan Guaidó y Nicolás Maduro son reconocidos por simpatizantes y gobiernos extranjeros como presidentes de Venezuela, uno interino y el otro predecesor de Hugo Chávez. Guaidó es apoyado por más de  65 naciones y Maduro por unas 50 hasta el momento y aún no ha perdido el reconocimiento de las Naciones Unidas (ONU). Los dos reclaman legitimidad, pero ¿Quién es en realidad el presidente legítimo de Venezuela?

Guaidó asegura que las últimas elecciones presidenciales no tuvieron validez porque fueron convocadas por una Asamblea Nacional Constituyente, impuesta por el gobierno de Maduro.

Por otro lado, Nicolás Maduro alega que lo que está haciendo Juan Guaidó es un golpe de estado apoyado por los Estados Unidos. Argumenta que tanto la Asamblea Nacional Constituyente como las elecciones del 2018 son legítimas.

La Asamblea Nacional, cuyo presidente es Juan Guaidó, fue elegida través del voto popular en el 2015. Está compuesta, en su mayoría, por miembros de la oposición al gobierno del presidente Maduro, quien en 2017 nombró un ente paralelo a la Asamblea Nacional (AN): la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Según la ANC el presidente legítimo es Nicolás Maduro, pero la AN no reconoce a este ente ni las elecciones convocadas por esta institución.

“Ambos Guaidó y Maduro tienen argumentos para reclamar legalmente la presidencia de Venezuela,” dijo Dr. Eduardo Gamarra, profesor en FIU y consultor internacional de política.

“Maduro construye su legitimidad y manipula lo legal racional. Es elegido presidente mediante las elecciones presidenciales del 2013 y luego por las elecciones de mayo del 2018. Estas últimas, convocadas por la Asamblea Nacional Constituyente, compuesta por miembros de su partido” añadió Gamarra.

A este reconocimiento de legitimidad se suman la ONU varios  países como Rusia, China, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Turquía, Irán, Namibia, entre otros, que expresaron públicamente su respaldo a Maduro, reconociendolo como presidente legítimo de Venezuela.

“El el 2018 no hubo elecciones presidenciales en Venezuela. Todo fue una farsa organizada por Maduro y sus aliados, convocadas bajo un consejo que fue nombrado de manera irregular,” dijo Roberto Patiño, joven político Venezolano y fundador de Alimenta la Solidaridad y Caracas Mi Convive, refiriéndose a la ANC.

Según Patiño, la legitimidad de Juan Guaidó como Presidente Interino, “se sustenta en la premisa de que la Presidencia de Venezuela se encuentra vacante. Esto sucedió mediante una acusación echa por Guaidó y los miembros de la AN sobre la ilegalidad de la ANC, una Asamblea elegida en su totalidad por Maduro.

Esta nueva Asamblea paralela tiene la autoridad de ejercer el poder electoral, ejecutivo, legislativo, las fuerzas armadas, la policía y todos los cuerpos gubernamentales,” explica Gamarra a SFNS.

Guiadó, mediante el artículo 233  de la Constitución Venezolana, asume el papel de Presidente encargado o interino de Venezuela ante la argumentada falta de un presidente legítimo. Este artículo puede ser aplicado en caso de la ausencia, muerte, renuncia, impedimentos físicos, discapacidad mental, destitución o abandono de la oficina presidencial.

“Para la oposición, el nombramiento de Juan Guaidó como Presidente Interino no quiere decir que es el presidente automático o auto-nombrado de Venezuela sino el encargado de cubrir la posición de Presidente hasta que se convoquen elecciones, en un periodo de 30 días, periodo estipulado por la constitución Venezolana,” explicó Patiño.

Las elecciones de mayo del 2018 han sido calificadas como ilegítimas por la AN y Guaidó, por decenas de miles de manifestantes que tomaron las calles en enero de este año, por Estados Unidos y también por los países latinoamericanos que pertenecen al grupo de Lima compuestos por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía. De igual manera unos 19 países de la Unión Europea (UE) y el secretariado general de OEA dieron su respaldo a Guaidó y apoyan nuevas elecciones monitoreadas por autoridades internacionales. Previamente, la OEA no había reconocido la nueva gestión del gobierno de Maduro.

“La posible inhabilidad de Maduro de presentarse como presidente ante la comunidad internacional es un punto debilitante a su legitimidad tanto afuera del país como en Venezuela,” explicó Gamarra.

“El 10 de enero no hubo presidente. Teníamos un usurpador de presidente. Partidos y candidatos fueron inhabilitados. Adelantaron las fechas de las elecciones presidenciales sin cumplir los plazos, cerraron centros de votaciones en áreas de la oposición, ofrecieron comida y medicamentos por votos y no permitieron observadores internacionales,” explicó Patiño.

Según Gamarra, las violaciones de los derechos humanos, la convocación de una Asamblea con absoluto poder delegada por él, las continuas protestas de los ciudadanos, y las alegadas acusaciones de corrupción sobre los procesos electorales de mayo del 2018, son los puntos debilitantes del argumento de legitimidad de Maduro. “Su legitimidad será basada últimamente por el reconocimiento del pueblo Venezolano y sus ciudadanos”, dijo Gamarra.

“Mediante el artículo 233, artículo 333, el cual explica el deber de los funcionarios y autoridades y el artículo 350, que explica el deber de los ciudadanos para restaurar el orden constitucional cuando este ha sido roto, se ha legislado un Estatuto de Transición,” dijo Patiño. Según él, el documento se creó para dar forma y reglamentación al proceso legal. “Esta es la base constitucional y legal por la que Juan Guaidó asume la presidencia encargada de Venezuela,” dijo Patiño.

“Al final, la competencia entre lo popular y la presión internacional determinará la salida de Maduro del gobierno y el futuro de Venezuela,” agregó Gamarra.

Originally from Santo Domingo, Dominican Republic, Solangi graduated with an undergrad in Marketing and Business Management, now she is part of the Spanish Journalism Masters Program at Florida International University in Miami. She is a staff news writer and content producer at SFMN and has experience writing about international politics, social issues, culture and lifestyle. Solangi utilizes her bilingual skills to write stories in both Spanish and English in her attempt to create cross-cultural annex amongst local communities.

Italian Trulli