La banda Spirit of Goodwill no tendrá conciertos hasta el 2021

Terry Newmones durante una practica con las nuevas medidas por el Covid-19. Junto a el sus compañeros: Carlos Álvarez, Juan Pulgarin, Alcy Campuzano, Sandy Méndez y el director de la banda Orlando Zuluaga (De espaldas). 

Cuando la gente lo reconoce al caminar por el supermercado Publix, Terry Newmones, residente de Miami se alegra: “Me hace sentir increíble, me hace sentir como si fuera de diez pies de alto”.

La mayoría del tiempo, Newmones vive en el anonimato de un trabajador de fábrica.  A diario, amanece a las 4 de la mañana, se prepara y lo recogen a las 6.  A la entrada de la fábrica, la pandemia exige que se lave las manos con desinfectante y que le tomen la temperatura.  Luego, tras marcar su tiempo de llegada, se dirige a la estación de trabajo, donde cose las etiquetas del cuidado de uniformes militares. 

Pero los miércoles, jueves y viernes, Newmones deja de trabajar a las 10 y en tan solo unos pasos, guiado por su bastón, entra en otro mundo:  el salón de música donde ensaya con una orquesta. Ahí, transforma su ceguera en una voz sonora, la del vocalista principal de la banda musical “The Spirit of Goodwill.” 

Todos sus compañeros en esta orquesta, que saltó a la fama nacional gracias al galardonado documental “For Once in My Life”, disponible en Prime Video de Amazon, son músicos con algún tipo de discapacidad física o mental. 

“Naturalmente, yo nunca hubiera pensado que iba a aparecer en televisión, en ninguna faceta, en una película aclamada por la crítica”. 

Terry Newmones en una presentación en vivo en la Universidad de Miami en 2008.

El documental reconoció la vida, los sueños y esfuerzos de estos artistas, les invitó a sentirse primero músicos, y luego el resto. Pero la fama, en el 2010, no cambió su forma de operar. Los artistas siguieron llevando su música a escuelas y salones de eventos durante la última década. 

“Eso acelera los latidos de mi corazón; nos gusta mucho la participación del público. Sea aplaudiendo o bailando, lo disfrutamos”, indica Newmones. “Al final de las presentaciones les pedimos que regresen cuando puedan, e incluso antes de la pandemia les pedíamos que regresaran con más gente”. 

Pero, como ocurrió con otros espectáculos, esa pandemia terminó con las presentaciones en público hasta el día de hoy. Durante el verano, la banda intentó grabar un concierto para las redes sociales, pero no pudo publicar el video por problemas con el audio. 

“El problema con Facebook Live es el audio, necesitas varios equipos de audio en frente de los diferentes instrumentos para que suenen igual a lo que sonarían si estuviesen en vivo”, dijo Lourdes de la Mata-Little, vicepresidenta de marketing y desarrollo de Goodwill. “La logística del sistema audiovisual es muy compleja y hoy no tenemos el personal, ni los fondos para realizarlo”.  

Como otras muchas compañías, la situación económica de la empresa de Goodwill, principal financiadora de la banda, ha cambiado en plena pandemia.  Los músicos esperan poder conseguir la tecnología que necesitan para poder adaptarse al formato virtual hasta el año próximo, pero sólo si encuentran un nuevo patrocinador.

Mientras, quedan los ensayos de los miércoles, jueves y viernes: nuevos temas y la esperanza de que un día lleguen de nuevo a su público. “Tenemos Billy Joel, Elton John, BeeGees e incluso una canción en español de un artista mexicano titulada ‘Contigo Aprendí’”, asegura Newmones. 

“Una vez que la pandemia termine, esperemos que la gente esté haciendo fila para escucharnos tocar.  Esperemos que la gente traiga las donaciones que tienen para ayudarnos a recuperar de esta pandemia”. 

Juan Alvarado is a graduate student at Florida International University. Prior to his arrival in South Florida, Alvarado got his undergraduate degree from Indiana University and worked a full year at CNN en Español as an Intern and Associate Producer. He is passionate about journalism and sports. He has covered events like the NCAA Men’s Soccer Final Four Tournament in Philadelphia and California. In 2018, he traveled to Moscow, Russia, to make content about the FIFA World Cup for the Ecuadorian network Teleamazonas. In the future, Alvarado aims to create content for a major network and his dream is to own his own media company one day.