Cómo el uribismo arrazó en Miami en las elecciones colombianas

Los colombianos fuera de Colombia escogieron al Uribismo para que los represente en el congreso de su país. El candidato Juan David Vélez Trujillo inscribió su candidatura en el consulado de Miami por la lista del Centro Democrático, partido político que lidera el senador y ex-presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez. Entre los 26 candidatos inscritos en todo el mundo que competían por esta curul, Vélez Trujillo obtuvo la votación más alta en la cámara baja del congreso de Colombia, que se posicionará el próximos 20 de julio. “Como líder de la campaña en el exterior del No al Acuerdo, que se opone a lo convenido en la mesa de negociación de paz que se rechazaron en el plebiscito, vamos a hacer las reformas que el país está exigiendo”, dice Vélez Trujillo.

Por Juan Pablo Acero

Al menos 1,18 millones de nacionales colombianos están inscritos para votar en los distintos consulados alrededor del mundo, de una población que se contabiliza en al menos 4,9 millones de personas fuera de este país, según la cancillería colombiana.

Juan David Vélez Trujillo, candidato electo a la Cámara de Representantes de Colombia para representar a los colombianos que viven fuera de Colombia. Pertenece al Centro Democrático, partido que lidera el ex-presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez — 2002–2010 -. Vélez Trujillo vive en la Florida desde 2001.
Foto: Juan Pablo Acero

Como en los demás consulados colombianos, las votaciones en Miami comenzaron de manera anticipada una semana antes que se realizarán los comicios en Colombia el pasado domingo de 11 de marzo. Entre el lunes 5 y el sábado 10, se abrieron en el 280 de la avenida Aragón de Coral Gables siete mesas de votación dentro del consulado. De acuerdo con la oficina de prensa del consulado, las campañas políticas no podían ubicarse al frente de su oficina, gran parte se concentró al frente de las puertas del cine contiguo. La logística de las elecciones requiere al menos de mil voluntarios para atender las 45 mesas de votación, y poder recibir cerca de 87,000 votantes inscritos en el consulado de Miami, y que pueden votar en los puntos dispuestos en el centro de Miami, Hialeah, Weston y West Palm Beach, señaló la oficina de comunicaciones del consulado.

La mayoría de seguidores que se vieron en las cercanías del consulado pertenecía a la campaña del Centro Democrático, seguidos en menor número por la campaña del MIRA — Movimiento Independiente de Renovación Absoluta-. Al mismo tiempo se encontraban partidarios de una de las consultas presidenciales de cara a las elecciones para presidente que tendrían lugar en mayo y junio.

Votantes colombianos en el Consulado de Miami.
Foto: Juan Pablo Acero

Según los registros electorales, Vélez Trujillo encabezó la lista con 33,775 votos en la sumatoria de los votos en los consulados de todo el mundo. Su electorado se concentró en Estados Unidos, donde estuvo el 70% de sus electores, seguidos por Inglaterra, Canadá y México. La tercera parte de los colombianos que votaron en los consulados lo hicieron por la lista del Uribismo. En segunda posición, con un poco menos de la mitad de votos del Centro Democrático, llegó el partido de centro izquierda Alianza Verde, con 16,422 votos. Luego el MIRA, con 15,255 votos, partido al que pertenece la actual representante de los colombianos fuera de Colombia desde 2014, Ana Paola Agudelo, quien ha vivido en España por mas de diez años. Para estas elecciones Agudelo lanzó su nombre para el senado, y respaldó la candidatura de Jorge Muñoz Zapata a la cámara en el exterior. Cerca de 117,1 mil votantes participaron en las elecciones al congreso de su país en los consulados, arrojando abstención de más del 90% fuera de Colombia.

El representante a la cámara electo Juan David Vélez Trujillo haciendo campaña por su candidatura durante la semana de votaciones anticipadas entre el 5 y 10 de marzo pasado.
Foto: Juan Pablo Acero

Vélez Trujillo se ha convertido en una de las figuras del partido Centro Democrático en Miami, con liderazgo en una de las fuerzas que se enfrentaron en el plebiscito de octubre de 2016. El representante electo enfatiza la oposición y el rechazo de su partido al acuerdo de paz firmado entre el presidente de Colombia Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC  – Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-. Esto ha fundamentado su plataforma política al congreso, que resultó con la mayor favorabilidad para representar a los colombianos en el exterior. Según Vélez Trujillo, si el Centro Democrático regresa a la presidencia el próximo 7 de agosto de 2018, respaldado con firmas de ciudadanos que ya han iniciado su consecución, su partido político convocará a un referendo derogatorio, o un plebiscito, en tres puntos específicos al Acuerdo de Paz alcanzado con esa ex-guerrilla.

Ana Paola Agudelo, izquierda, representante a la cámara por los colombianos en el exterior del 2014 al 2018. Pasa al senado para el periodo 2018–2022 por el MIRA. A la derecha, Jorge Muñoz Zapata candidato por este partido. La votación que obtuvo no fue suficiente para lograr la curul.
Foto: Juan Pablo Acero

La agenda de Vélez Trujillo del Centro Democrático y la de la saliente representante Agudelo, del MIRA, se compusieron de plataformas en direcciones distintas. El MIRA se contó entre las fuerzas políticas que respaldaron el acuerdo de paz alcanzado por el presidente Juan Manuel Santos en 2016. Agudelo concretó su actividad en el legislativo en la situación de las mujeres como víctimas principales del conflicto armado en Colombia y en el exterior. “Logramos que dentro de la mesa nacional de víctimas fueran asignadas dos sillas para representar a las víctimas del conflicto que están fuera Colombia, que increíblemente no tenían voz allí” dijo Agudelo. La mesa nacional de víctimas se implementó en 2011 como organismo gubernamental que resultó de instaurar la ley que lleva su nombre, que busca la asistencia y reparación de la población víctima por el conflicto armado. Esta ley se ha convertido en una de las columnas vertebrales del acuerdo de paz alcanzado, hoy en fase de implementación. Según cifras del Alto Comisionado para la Paz, más de 8 millones de víctimas se registran en el conflicto armado en Colombia, con más de 220,000 personas que han perdido la vida en más de siete décadas de confrontación armada. Agudelo ha hecho parte de la comisión segunda de relaciones internacionales y de la subcomisión de derechos humanos de la cámara de representantes. Según el candidato del MIRA, Jorge Muñoz Zapata, en el exterior hay más de medio millón de víctimas del conflicto colombiano, cerca de 250,000 están en Canadá. Zapata obtuvo 6,785 votos para su candidatura a la cámara baja.

Simpatizantes del MIRA en cercanías al consulado en Miami. Foto tomada por Juan Pablo Acero. Este partido fue el único de los que se inscribieron en las elecciones a Congreso que tuvo como cabeza de lista a una mujer.
Foto: Pablo Acero

Mujer Migrante es el nombre del proyecto de ley presentado por la representante Agudelo, el cual está diseñado para proteger a las mujeres colombianas víctimas de maltrato en el exterior, que logren rutas de atención en los consulados. Según la representante saliente del MIRA, el proyecto busca que en los casos que la mujer víctima decida retornar a Colombia, se obligue elaborar un expediente con la memoria del caso en el que se cuente su historia de vida con su pareja. Se busca frenar las situaciones en las cuales, por miedo, la mujer víctima de maltrato regresa con sus hijos a Colombia, y el padre le interpone una denuncia por el secuestro de los hijos. “Es la primera vez en Colombia que se radica un proyecto para la mujer colombiana radicada en el exterior” dijo la representante saliente del MIRA.

Mientras tanto, la agenda del Centro Democrático se concentró en el acuerdo de paz firmado con las FARC en Noviembre de 2016. Según el representante Vélez Trujillo el tribunal transicional de Justicia JEP — Justicia Especial para la Paz — no deberá entrar en funcionamiento, porque está diseñado para dar impunidad a los terroristas, para perseguir a la oposición, que deja en igualdad de condiciones a los policías y al ejército ante los terroristas. En segunda instancia, buscan remover el acuerdo de paz de la constitución, que lo hace intocable por tres periodos presidenciales. El tercer punto será no permitir que criminales de lesa humanidad, que no han pagado condenas en prisión, puedan aspirar a cargos públicos como el congreso e incluso la presidencia.

Fila de votantes para ingresar al consulado de Colombia en Miami. Foto: Juan Pablo Acero

El general retirado Rito Alejo del Rio es el oficial del ejército de mas alto rango que se ha acogido a la JEP. Por esto, a Del Rio le fue otorgada la libertad condicional en septiembre de 2017, mientras cumplía pena de prisión de 25 años por el asesinato de Marino López, un dirigente social del departamento del Choco en 1997; como por delitos relacionados con grupos paramilitares. Meses atrás, en mayo de 2017, el General retirado Jaime Humberto Uscategui había obtenido su libertad condicional a la pena de prisión de 37 años por la masacre de Mapiripan en 1997. Junto a estos generales del ejército colombiano, 1,206 oficiales y suboficiales entre militares y policías han obtenido la libertad condicional por haberse sometido a este tribunal de transicional, y se encuentran a la espera de someterse a los juicios dentro de este tribunal. A la fecha según la organización Colectivo de Abogados, cerca de 2,159 miembros del ejercito y la policía se han acogido a la JEP, de los cuales 172 han sido ya trasladados de centros de reclusión a unidades militares en espera de ser juzgados por este tribunal transicional pactado en el acuerdo de paz.

De acuerdo con el portal Dejusticia, el eje de la JEP se basa en las víctimas del conflicto armado en Colombia, quienes deberán recibir verdad, justicia y reparación, con promesa de no repetición de los hechos que originaron su victimización. Uno de los tres grupos a presentarse ante la JEP según el acuerdo de paz, el correspondiente a los civiles que como financiadores o como miembros del Estado que se hayan encontrado involucrados en el conflicto, les fue inhibida la obligación de presentarse ante los magistrados de este tribunal transicional. Si de manera voluntaria lo quieren podrán hacerlo. Esta modificación ocurrió durante el trámite en el congreso en 2017, meses después de la firma del acuerdo de paz entre el gobierno y las FARC en noviembre de 2016. Los dos grupos restantes corresponden a los combatientes: por un lado los de las Fuerzas Militares y de policía; por el otro: los de la guerrilla de las FARC.

Vélez Trujillo con votantes colombianos. Atrás, seguidores de otras campanas.
Foto: Juan Pablo Acero

El 20 de julio de 2018, cuando ocurra la posesión del congreso hasta el 2022, Vélez Trujillo ocupará una de las 168 sillas de la cámara de representantes, que durante las dos próximas legislaturas tendrá la particularidad de tener cinco sillas adicionales para los miembros del partido político FARC — Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común -; el mismo número de sillas se adicionarán en el senado por esta fuerza política, siguiendo el acuerdo de paz firmado en el Teatro Colón de Bogotá en noviembre de 2016. Los 2,38 millones de votos que alcanzó el partido Centro Democrático le representan 32 curules, y se constituye en la segunda fuerza con más representatividad en la cámara baja, detrás del partido Liberal. El partido FARC obtuvo en su primera carrera electoral 32 mil votos para esta cámara — 0,21% -, lo que refleja que cuentan con un electorado escaso, distante de ser representativo. Al momento de instalar las sesiones del congreso a mediados de julio, “el Centro Democrático recurrirá a alguna figura constitucional que derogue las curules asignadas para el partido FARC, en la cual los líderes de esa ex-guerrilla paguen primero por los delitos que cometieron sin participar en política. Sí ya están posesionados habrá que sacarlos del congreso porque la ley hay que cumplirla” dijo Vélez Trujillo.

Votantes a punto de ingresar al consulado para votar en las elecciones a Congreso para el periodo 2018 a 2022.
Foto: Juan Pablo Acero

Durante las votaciones anticipadas, se anunció la visita del presidente Donald Trump a Bogotá, antes de viajar a Lima para participar en la cumbre de las Américas. Según Vélez Trujillo, su partido político esperaba que durante la visita a Colombia del presidente Trump (que nunca ocurrió) le destaparan la realidad del país, que infortunadamente le mostró al mundo que estaba en paz por un acuerdo entre un grupo narco-terrorista y el Estado. “Colombia está padeciendo de nuevo la extorsión y el narcotráfico, como aliado estratégico de Estados Unidos las relaciones entre los dos países tendrán una visión distinta con el nuevo gobierno, que se posesione en agosto próximo en Colombia. El nuevo presidente de Colombia deberá mostrar más decisión de combatir el narcotráfico, fortaleciendo el mensaje duro contra los delincuentes, así como el respeto a los valores democráticos” dijo el representante recién elegido.

La suspensión de la doble tributación para propiedades en Colombia en Estados Unidos, el impulso a alivios tributarios para colombianos que viven en el exterior que quieran invertir en Colombia, aumentar la representación en el congreso, son otros de los proyectos que el representante electo tiene en su agenda para ponerla en marcha apenas de posesione. Vélez Trujillo llegó a Estados Unidos en el 2001 evitando la violencia política de Colombia, su familia pidió asilo político en ese momento, y estudio ciencia política y relaciones internacionales en la Universidad Internacional de la Florida, FIU en Miami. Hizo una maestría de seguridad y defensa nacional en la Escuela Superior de Guerra en Bogotá.

Por el lado del senado, el Uribismo también se impuso

Imagen de propaganda política del Ex-presidente, 2002–2010, y actual senador Álvaro Uribe Vélez. Atrás, uno de sus seguidores en Miami. Foto: Juan Pablo Acero

El actual senador y ex-presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, del Centro Democrático, en su candidatura al congreso por segunda vez de forma consecutiva, luego de sus dos periodos presidenciales, ocho años en total, se convirtió en el legislador más votado en la historia de Colombia con 875,554 votos. Al menos más de 25 mil llegaron de los registros en los consulados, que lo convierten también en el senador más votado fuera de Colombia. Los cerca de 2,51 millones de votos que obtuvo el Centro Democrático le representan 20 sillas de las 108 sillas que tiene la cámara alta del congreso colombiano, haciendo que este partido se convierta en la primera fuerza política en el senado. Con esta votación, se ha ya empezado a postular el nombre Uribe Vélez como el próximo presidente del senado para el primer año de legislatura.

Jorge Macías, seguidor del partido Centro Democrático. Foto: Juan Pablo Acero

Jorge Macías se declara seguidor del ex presidente Uribe Vélez, de los muchos que se congregaron para hacerle campaña a él y a su partido Centro Democrático en cercanías al consulado. Según Macías, el amor a su país lo lleva a hacer campaña por el ex-presidente Uribe Vélez, quien si está defendiendo y luchando por Colombia, fue Uribe quien acercó más a Colombia con Estados Unidos. “El que a buen árbol se acerca buena sombra lo cobija” dijo Macías. Este colombiano llegó a Estados Unidos huyendo de la Medellín de finales de los noventa, luego que la guerrilla le asesinará a uno de sus hijos cuando salía de la Universidad. Salió con su esposa y sus demás hijos a Estados Unidos, huyendo de la violencia política de su país. A sus 76 años Macías dice que no regresará a Colombia, pero que seguirá luchando por su país desde afuera.

Jorge Macías, seguidor del partido Centro Democrático. Foto: Juan Pablo Acero

Detrás de los más de 35 mil del Centro Democrático registrados fuera de Colombia, el partido de centro izquierda Alianza Verde consiguió 16,3 mil votos. En tercera posición quedó el MIRA con 15,2 mil. A nivel individual, Ana Paola Agudelo del MIRA obtuvo 12,609 votos, alcanzando la segunda votación al senado en los consulados detrás de la de Uribe Vélez. En tercer lugar, Antanas Mockus, ex-alcalde de Bogotá y candidato a la presidencia en 2010 por el partido Alianza Verde, con 7,634 votos. Este orden se mantiene también en las votaciones dentro de Estados Unidos. A nivel nacional, Uribe Vélez ocupó el primer lugar, seguido por Mockus del partido Verde que logró 540,783 votos. Agudelo obtuvo más de 71 mil votos en total y aseguró su silla en el senado, como cabeza de lista en compañía con los dos renglones siguientes, para las tres curules que su partido logro para la legislatura 2018. Ocupó el puesto 41 en las votaciones individuales.

Agudelo fue la única mujer en encabezar la lista de un partido dentro del total de las presentadas, de todos los partidos y movimientos políticos que se presentaron al congreso para las elecciones de 2018. Según la senadora recién elegida, la lista del MIRA se confecciona por el sistema cremallera: encabeza una mujer, el segundo renglón lo ocupa un hombre, luego una mujer en el tercero, y así sucesivamente “para que resulté equilibrada la participación de las mujeres en la representación de nuestro partido”, dijo Agudelo. El MIRA volvía al senado con las tres curules que había perdido en 2014, que había logrado recuperar casi cuatro años después gracias la demanda que interpuso ante el Consejo de Estado por fraude electoral, y que obtuvo fallo a su favor.

En Miami, las campañas al senado del Centro Democrático complementaron la oposición al acuerdo de paz. Miguel Plazas se encuentra en total desacuerdo sobre la participación en política de los antiguos excombatientes de las FARC, que llegan a hacer parte del congreso,. “Ese tipo de personas no pueden hacer parte de nuestra sociedad, a esa clase de personas hay que ponerlas presas y menos que lleguen al congreso” dijo Plazas, quien vive en Miami hace catorce años. Sus hijos nacieron en Estados Unidos. Este colombiano le hace campaña a su padre, el Coronel en retiro Luis Alfonso Plazas Vega, candidato al senado en la lista del Centro Democrático.

 


A la izquierda, Jorge Macías. A la derecha, Miguel Plazas seguidor del Centro Democrático en Miami. Hizo campaña por la candidatura al senado del Coronel en retiro Luis Alfonso Plazas Vega.
Foto: Juan Pablo Acero

Según Plazas, Colombia podría sucumbir ante fuerzas comunistas ligadas al narco-terrorismo, y mafias que nutren a estos grupos, con negocios ilícitos como el narcotráfico, la minería ilegal, tráfico de armas. Agrega que estos grupos son parecidos o muy similares a grupos fundamentalistas del medio oriente. “El proceso de paz ha servido para legalizar bienes de la mafia, y se ha convertido en una fuente de lavado de dinero producto del narcotráfico. Los líderes de la ex-guerrilla de las FARC deberían ser extraditados a Estados Unidos para pagar condenas de larga duración”, dijo Plazas. El coronel retirado Plazas Vega estuvo en prisión ocho años por cargos de desaparición de once personas en la operación de retoma del Palacio de Justicia en Bogotá ante la toma realizado por la guerrilla M-19 en noviembre de 1985. Obtuvo su libertad en 2015. Se encontró que, a pesar que las desapariciones si ocurrieron, no se vincularon a la responsabilidad de este militar.

Sobre la visita de Trump a Bogotá, para Plazas ésta se convertiría en una señal de las complicaciones que hoy tiene Colombia, ante el incremento del cultivo de hoja de coca en ese país durante los dos periodos de Juan Manuel Santos, 2010 a 2018. Según la oficina de las Naciones Unidas para la droga y el delito, en 2010 al final de la segunda presidencia de Uribe Vélez se registraron 62,000 hectáreas de cultivo de esta planta en Colombia. Según el mas reciente reporte de esta organización a 2018, el incremento de hoja de coca se elevó 209 mil hectáreas en 2017. “La importancia de la visita de Trump a Bogotá es que logre verificar con su servicio diplomático lo que sucede en Colombia, y lo que está sucediendo con fuerzas de la guerrilla”. dijo Plazas. Los 24,3 mil votos que obtuvo el Coronel en retiro Plazas Vega no le fueron suficientes para lograr una de las curules del Centro Democrático en el senado.

El perfil de los votantes colombianos en Miami

 

Votantes colombianos cerca al consulado en Miami, en el último día de votaciones anticipadas en los consulados de Colombia alrededor del mundo.
Foto: Juan Pablo Acero

Según el analista Bruce Bagley de la Universidad de Miami y experto en Colombia, la mayoría de colombianos en Miami tiene una posición de centro derecha dentro del espectro político colombiano. “Casi todos, no todos, son uribistas, provienen de clase media o alta, llegaron a Estados Unidos con cierto capital, con una profesión. Muchos no piensan volver a Colombia, pero tienen parte de su familia allá, tienen negocios e inversiones”, dijo Bagley.

Desde la perspectiva académica, “los colombianos que viven en Europa son más progresistas, aunque hay presencia de todos los espectros. Si bien hay uribistas en ese continente, Uribe no ha tenido arraigo en Europa, como si lo ha tenido en Estados Unidos”, dijo Bagley. Este académico recuerda que en 2004 en Bruselas, durante la primera de sus dos presidencias, Uribe Vélez fue abucheado por las violaciones de derechos humanos. Su aceptación no es fuerte en Europa. Según este académico, Uribe Vélez ha considerado a Estados Unidos como su especial aliado, lo ha priorizado siempre. Para los colombianos en Miami, la izquierda la consideran como castro-chavista, y es tachada de catastrófica. El apoyo a Uribe Vélez en Estados Unidos no solo viene de colombianos, también muchos venezolanos respaldan el proyecto político del Uribismo.

 Fuera de Colombia, el interés de los votantes se concentró en una de las primarias presidenciales

Estas elecciones de 2018 al congreso tuvieron un punto distinto. Si querían, los votantes también podían solicitar la tarjeta electoral de una de las dos consultas disponibles para escoger candidato presidencial. Por un lado, La Gran Consulta por Colombia, que fue llamada como la consulta de la derecha, y la Consulta de inclusión social, o de la izquierda. Estas consultas se convirtieron en el abrebocas de la contienda presidencial.

Carteles del candidato al presidencia Iván Duque por el Centro Democrático. Junto con la imagen del ex-presidente Álvaro Uribe Vélez.
Foto: Juan Pablo Acero 

Iván Duque por el Centro Democrático, fuerza política bajo el liderazgo del ex-presidente Álvaro Uribe, se enfrentaba con Martha Lucia Ramírez de sectores del partido conservador que siguen al ex-presidente Andrés Pastrana 1998–2002, y el ex-procurador anulado Alejandro Ordoñez por un movimiento independiente, fueron los tres candidatos que se enfrentaron en la Gran Consulta por Colombia.

Dentro y fuera de Colombia, el candidato del Uribismo Iván Duque se convirtió en el ganador de la consulta de la derecha. Logro más de 4,04 millones de votos equivalente a dos terceras de la votación, que lo convirtió en el candidato a la presidencia por esta coalición política. Fuera de Colombia sus porcentajes se elevan. Dentro de Estados Unidos, 8 de cada 10 votantes lo hicieron por Duque, mientras en todos los consulados que 7 de cada 10. El candidato Duque reportó 43 mil votos fuera de Colombia, de los cuales 32 mil se localizaron en Estados Unidos. Martha Lucia Ramírez obtuvo el 25% de la votación de la consulta, y se convirtió en la fórmula vicepresidencial de Duque en su carrera a la presidencia. La precandidatura de Ramírez fuera de Colombia obtuvo las votaciones más altas de los colombianos en Francia, Alemania, Turquía, Noruega y otros países con votación, pero que en número no logra ser representativa. Dentro de Colombia en todas las regiones, la mayoría la obtuvo Iván Duque, el candidato del Centro Democrático. En esta consulta participaron cerca de 6,13 millones de colombianos, dentro y fuera del país.

Carteles y simpatizantes de las distintas campañas al congreso, y por la consulta presidencial de la derecha en Miami.
Foto: Juan Pablo Acero

La alta participación en la consulta de la derecha, tanto en Miami como en el resto de Estados Unidos, se debe a la preocupación que fuerzas de izquierda puedan llegar al poder en Colombia. Según Jorge Macías, seguidor de Uribe, las opciones de izquierda podrían llegar a convertir a Colombia en algo parecido a lo que ya ocurre en Venezuela, sobre todo en asuntos de expropiaciones. Para Macías, candidatos a la presidencia de Colombia como Gustavo Petro por el partido de izquierda del partido Colombia Humana y Sergio Fajardo, por una alianza de fuerzas de centro izquierda, no son opciones viables para Colombia. “La izquierda no trae cosas buenas”, dice Macías.

Mientras que en la consulta de la derecha participaron cerca de 6 millones de votantes, en la de la izquierda el electorado alcanzó 3,53 millones de sufragios. En la consulta de la inclusión social por la Paz, el precandidato Gustavo Petro obtuvo más de 2.8 millones de votos, llegando al 85% que lo convierte en el candidato a la presidencia por esa alianza, por encima de Carlos Caicedo, anterior alcalde de Santa Marta, el otro candidato de esta consulta. La congresista por el partido Alianza Verde Ángela María Robledo se convirtió en la fórmula vicepresidencial de Petro. Fuera de Colombia, 14 mil colombianos participaron en esta consulta. Dentro de Estados Unidos 2,799 votantes se registraron. En de las campañas que se hicieron en las cercanías al consulado en Coral Gables, no se registraron seguidores de esta consulta.

Campaña por el Centro Democrático. Imagen del Ex-presidente y Senador Álvaro Uribe Vélez.
Foto: Juan Pablo Acero

Para otras candidaturas que buscan representar a los colombianos fuera de Colombia, “la situación dentro de Colombia está muy polarizada. El determinante del voto en las elecciones presidenciales será el miedo que se tenga que la guerrilla llegue a gobernar a Colombia” dijo Luis Eduardo Contreras, candidato a la cámara en el exterior por el partido Opción Ciudadana, y seguidor del candidato presidencial, Alejandro Ordoñez, en la consulta de la derecha. Contreras hizo política en Colombia por el Partido Nacional Cristiano. Según este candidato, para los colombianos en el exterior sólo hay un candidato a presidente: el que respalde el ex-presidente Uribe Vélez. Contreras recibió amenazas por su actividad política en Colombia y tuvo que suspenderla. Opción Ciudadana perdió la personería jurídica como partido político, los 354 mil votos que obtuvo en Senado, y los 310 mil en la cámara baja, están cerca de 180 mil votos por debajo de los 530 mil votos mínimos requeridos para mantener su aval como partido político, equivalentes al 3% de la votación total. Contreras logro 68 votos para su candidatura, sin embargo el mismo ya preveía el triunfo del Centro Democrático, al cual se unieron luego de conocer los resultados del conteo de votos en las urnas.

El camino hacia las presidenciales de mayo y junio

Ingreso al puesto de votación del Miami Dade Collegue en el centro de Miami el domingo 11 de marzo. Ese día, las mesas de votación del consulado se trasladaron a este lugar.
Foto: Juan Pablo Acero

Ya en camino a las elecciones presidenciales del último domingo de mayo quedaron cinco candidaturas presidenciales. Una de derecha, Iván Duque del Uribismo, con respaldo de fuerzas conservadores. En el espectro de centro derecha, el ex vicepresidente German Vargas Lleras por el partido Cambio Radical; en el centro, Humberto de La Calle por el partido liberal, quien fue el jefe negociador del gobierno del presidente Santos ante las FARC. Luego Sergio Fajardo por una coalición de fuerzas de centro y de centro izquierda. En la izquierda el candidato Gustavo Petro. Solamente Duque y Petro participaron en primarias en estas elecciones a congreso, los demás candidatos llegan a la primera vuelta presidencial sin nuevas alianzas ni coaliciones. El candidato del partido FARC, Rodrigo Londoño, retiró su candidatura presidencial por problemas de salud, señalando también el acoso que recibió en su campaña por parte de contradictores en eventos públicos.

El acuerdo de paz está en el centro de la campaña a la presidencia. Sin embargo, el panorama sobre la implementación del acuerdo es desalentador. Para Bruce Bagley, el acuerdo de paz no ha sido ejecutado en la mayoría de los aspectos acordados durante el proceso de paz, falta dinero, burocracia competente y voluntad política por parte del congreso. “Iván Duque está en contra del acuerdo, la izquierda lo respalda, pero se encuentra dividida en otros asuntos”, dijo Bagley.

Entrada al puesto de votación del Miami Dade Collegue.
Foto: Juan Pablo Acero

Sobre la situación de Colombia en esta contienda electoral, “En la práctica, al menos 100 líderes sociales han sido asesinados, ataques desde grupos denominados como paramilitares en contra ex-integrantes de las FARC, o en contra de movimientos sociales. Así mismo, Estados Unidos ha recortado su ayuda al proceso, en Colombia el crecimiento económico es lento, y Europa tampoco ha contribuido con lo que se esperaba. La combinación de la falta de recursos económicos, de competencia burocrática, resentimientos en sectores de militares, y la persistencia de paramilitarismo se concretan en factores que entorpecen el acuerdo de paz, y hace que el proceso tambalee”, dijo Bagley.

Según la Defensoría del Pueblo, una entidad gubernamental en Colombia, entre líderes sociales y defensores de derechos humanos, suman 282 personas que han sido asesinadas en zonas rurales de Colombia desde la firma del acuerdo de paz en diciembre de 2016. En junio de 2017, ante las Naciones Unidas, las FARC dejaron las armas, meses antes se habían concentrado luego de la firma del acuerdo.

Según Bagley, con la elección de Iván Duque como presidente de Colombia, básicamente se liquida el proceso de paz alcanzado en ochos años por el presidente saliente Juan Manuel Santos con las FARC, tal como ha sido cancelado el acuerdo pactado entre Irán y el ex-presidente Obama, que ahora revirtió el presidente Trump. “El peligro es de aniquilación, de extinción tal como lo concibió el presidente Santos” dijo Blagley. Para este profesor, la polarización que arrojó la pérdida del Si en el plebiscito del primer acuerdo en octubre de 2016, a pesar que se perdió por poco, pero se perdió y por voto popular, en conjunto con la campaña en contra del acuerdo de paz hecha de forma permanente por Uribe Vélez, hace que el futuro del acuerdo sea devastador.

Los electores en Miami eligieron mayoritariamente la agenda del Uribismo para que los represente en el congreso por los próximos cuatro años, en senado y cámara de representantes, y a Iván Duque como presidente de Colombia.

2018-08-20T15:55:26+00:00

Leave A Comment